Julissa R, 1 año de edad

Fotografía de Liane Almeida (2022)

Julissa tiene un carácter fuerte y es muy inteligente, dulce y cariñosa. Incluso a una edad tan temprana, ya es capaz de entender el lenguaje de signos. Cuando Julissa quiere algo, nada le impide conseguirlo, ya que tiene un gran deseo de aprender. Le encanta reír, jugar al aire libre en su coche de caballos y pasar tiempo con su familia.

Julissa inspira a su familia a seguir adelante pase lo que pase.Julissa tiene un diagnóstico de síndrome de Down y es la alegría de su familia. Su madre reflexiona sobre el momento en que Julissa se puso en sus brazos por primera vez: “Sabía que tendríamos retos con ella, pero también que aprenderíamos cosas nuevas cada día gracias a ella”. Julissa tiene la capacidad y la voluntad de superar cualquier reto que se le presente.

Hoy, su madre dice: “Damos gracias a Dios porque nos la ha enviado tal y como es. No cambiaríamos ni un pelo de ella, porque es hermosa. Ella es amor”.

Julissa tiene un carácter fuerte, ella es muy inteligente, dulce y amorosa. Aun a su corta edad, ella ya es capaz de entender el lenguaje de señas. Cuando Julissa quiere algo, nada puede detenerla de lograrlo, porque ella tiene un fuerte deseo de aprender. A ella le encanta reír, jugar fuera en su carruaje y pasar mucho tiempo con su familia. Julissa inspira a su familia a seguir adelante sin importar las dificultades.

Julissa tiene un diagnóstico de síndrome de down y ella es la alegría de la familia. Su madre recuerda el momento en el que tuvo a Julissa en sus brazos por primera vez: “Yo sabía que habría desafíos con ella, pero también que nosotros aprenderíamos cosas nuevas todos los días a través de ella.” Julissa tiene la habilidad y la determinación de vencer cualquier desafío que se atraviese en su camino.

Hoy, su madre dice: “Nosotros agradecemos a Dios porque él la envió a nosotros tal como ella es. Nosotros no cambiaríamos ni un solo cabello de ella, porque ella es hermosa. Ella es amor”.

Family Connection of South Carolina ofrece servicios y recursos a las familias que tienen un niño con una discapacidad o una necesidad de atención sanitaria especializada. Desde 1990 hemos atendido a más de 100.000 familias y hoy nuestros servicios son más necesarios que nunca. Nos centramos en el apoyo de padres a padres, la orientación para navegar por el complejo sistema sanitario y la asistencia en las reuniones escolares y los planes de educación especial.